Vision

Para realizar su misión, el Centro de Ciencias Básicas desarrolla una docencia de pregrado y de posgrado de alta calidad y algunas de sus áreas de investigación han alcanzado estándares internacionales. Sus actividades académicas tienen pertinencia social. Los programas de extensión que en este centro se desarrollan contribuyen a resolver problemas de la región.

En lo relativo a la docencia de pregrado, ofrece carreras de gran calidad a sus estudiantes y apoya con la misma calidad educativa las carreras de los otros centros. Sus licenciaturas responden a las necesidades de la región y del país, cuentan con currículos flexibles y se actualizan oportunamente.

Existe una relación adecuada entre la teoría y la práctica dentro de cada carrera y mecanismos de vinculación efectivos que relacionan a estas carreras con las futuras áreas de actividad profesional de sus egresados. Hay convenios con empresas para que los alumnos de este centro realicen prácticas profesionales y estancias de formación.

Las licenciaturas del Centro de Ciencias Básicas mantienen altos niveles de calidad que se controla con cuidadosos procedimientos de evaluación interna y mediante los procesos externos de evaluación que existen en el estado y en el país.

Los egresados de las carreras de este centro obtienen resultados comparables a los de las mejores instituciones en los exámenes generales de calidad profesional y tienen un buen dominio del inglés y de la computación básica.

La docencia se realiza de manera creativa, utilizando medios y enfoques variados. Se ha logrado un equilibrio entre el número de estudiantes admitidos, los recursos materiales y humanos disponibles y la calidad esperada por sus empleadores.

En lo relativo a la docencia de posgrado, desarrolla programas orientados a la formación de investigadores y a la profundización del conocimiento en campos especializados del ejercicio profesional.

En cada uno de los dos tipos de posgrado ofrece programas de alta calidad. Todos los del primer tipo han sido aceptados en el padrón de posgrados de excelencia del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Los del segundo tipo han sido evaluados y, en su caso, acreditados por las instancias profesionales pertinentes.

En los programas vinculados con la investigación, los alumnos tienen una estrecha relación con los investigadores del área; en los posgrados de desarrollo profesional la tienen con el sector externo respectivo. En ambos, la proporción de alumnos por profesor se rige por los estándares adecuados. Para el control permanente de la calidad todos los programas cuentan con cuerpos académicos que incluyen componente externo.

Además de contar con posgrados propios en las áreas más consolidadas, el Centro de Ciencias Básicas participa en programas interinstitucionales con las universidades y centros de investigación de vanguardia de la región y el país.

Los mejores programas mantienen relaciones formales con instituciones extranjeras. El intercambio académico se realiza tanto en el país como en el extranjero.

Los profesores que participan en los posgrados son reconocidos como expertos en su área del conocimiento.

Existe una buena proporción de profesores visitantes que provienen de las mejores instituciones. Los profesores de este nivel son suficientes en número para desarrollar los programas y son, a su vez, invitados por otras Universidades.

La docencia de posgrado facilita la interacción multidisciplinaria entre los diferentes departamentos del centro. Tiene la característica de ser tutorial y dinámica por el uso de todas las herramientas de comunicación.

La infraestructura bibliohemerográfica, de cómputo y de laboratorios satisface las necesidades de formación de los alumnos. Gracias a las becas y a las colegiaturas todos los posgrados son autosuficientes en lo económico.

En lo relativo a la investigación, los departamentos del Centro de Ciencias Básicas han definido con precisión su visión particular sobre esta actividad y han desarrollado líneas de investigación básica y aplicada. Los trabajos de las primeras son de alta calidad según estándares internacionales.

Los investigadores que las atienden publican en revistas arbitradas internacionales. Los trabajos de las segundas son, también, de muy buen nivel, y responden a necesidades importantes del entorno local, regional y nacional.

El crecimiento cualitativo supera al cuantitativo.

La investigación se relaciona con la docencia, especialmente con la de los posgrados orientados a la formación de investigadores. Se busca incorporar alumnos prometedores desde el pregrado.

Todos los investigadores son miembros de sociedades científicas nacionales o internacionales, cuentan con el apoyo de instituciones gubernamentales o privadas, así como de investigadores asociados que están en proceso de formación y de personal técnico.

Participan en acontecimientos científicos y mantienen relaciones académicas con investigadores de otras instituciones tanto nacionales como del extranjero.

Para optimizar los recursos y avanzar con mayor rapidez en la generación del conocimiento, existen grupos de trabajo interdisciplinarios que comparten proyectos, equipo e instalaciones.

Además del apoyo interno, muchos proyectos obtienen recursos adicionales de fuentes externas que, en conjunto, superan significativamente el presupuesto destinado a esta función.

Los investigadores cuentan con recursos bibliohemerográficos, de cómputo y de laboratorio de primer nivel.

En lo relativo a la extensión y a la difusión, se ofrecen numerosos cursos sin prerrequisitos académicos y con costos simbólicos, diplomados y cursos de educación continua para la actualización profesional, con la acreditación respectiva y de manera autofinanciable.

Los sistemas de educación a distancia han sido incorporados en la dinámica de trabajo. Se participa en las actividades relacionadas con la difusión del conocimiento y la cultura.

El Centro de Ciencias Básicas se vincula con su entorno ofreciendo, a bajos costos, servicios asistenciales y participa en la solución de los problemas regionales realizando análisis de laboratorio a precios competitivos.

Se cuenta con una estructura adecuada para manejar la oferta de servicios a la sociedad, de tal manera que genere recursos para la institución y permita ingresos adicionales al personal que los ofrece.

Existen convenios con el sector empresarial para atender las necesidades que se relacionan con el trabajo académico del centro.

El servicio social se realiza preferentemente en actividades de alta pertinencia social. Las actividades de investigación aplicada tienen también estrechas relaciones con los sectores productivos correspondientes.

En lo relativo al personal académico, los departamentos del Centro de Ciencias Básicas tienen profesores, investigadores y técnicos en la cantidad necesaria para realizar los programas de docencia, investigación y difusión.

El personal académico de tiempo tiene grado de maestría como mínimo y una proporción creciente tiene doctorado. Todos tienen cubículo y computadora, servicios electrónicos de información y cuentan con los medios necesarios para el desempeño de sus funciones.

El personal de asignatura está formado por profesionistas exitosos que se sienten valorados al impartir clases en una institución de prestigio.

Los profesores se encuentran altamente motivados en lo relativo a su trabajo y existe una vida departamental que además de generar una productividad elevada produce un ambiente respetuoso y cordial.

El personal de este centro es participativo y propositivo, está identificado y comprometido con la institución. Los docentes se preocupan por la formación integral de sus alumnos, los investigadores buscan generar nuevos conocimientos y atender problemas relevantes de su entorno.

Se da una discusión académica enriquecedora sobre la manera de optimizar el aprendizaje en el aula.

El Centro de Ciencias Básicas cuenta con programas permanentes de formación y actualización de profesores.

Existen apoyos para realizar posgrados en las áreas del conocimiento del personal académico y distintas alternativas de formación pedagógica.

Hay procedimientos justos de evaluación de ingreso, permanencia y promoción, sistemas de control del trabajo no formales, basados en la productividad.

El personal académico recibe salarios decorosos.

En lo relativo a los alumnos, el centro procura ofrecerles la mejor atención. La educación escolarizada y la educación a distancia representan alternativas en su proceso de formación.

Se cuenta con un programa de incentivos para alumnos destacados, y se han desarrollado mecanismos para detectar a los que tienen vocación por la investigación e incorporarlos a esta actividad.

En las carreras que así lo requieren, los alumnos son de tiempo completo.

El Centro de Ciencias Básicas ha creado un ambiente que invita y compromete a los alumnos a formarse apegados a estándares de calidad.

Los alumnos participan en una amplia gama de actividades culturales y deportivas. Además de conocimientos particulares, dominan lenguajes y herramientas básicas y tienen un espíritu emprendedor que los hace enfrentar creativamente los problemas.

Los egresados son considerados valiosos por los empleadores, además de tener la capacidad de desarrollar fuentes de trabajo por sí mismos.

Los alumnos de este centro participan activa y constructivamente en la vida universitaria, desarrollan una profunda conciencia de la problemática de la sociedad en que viven, así como actitudes positivas y de servicio, para ejercer su profesión, de suerte que contribuyan a transformar la realidad en bien de la humanidad.

En lo relativo al personal de apoyo, el centro considera que las tareas de tipo administrativo constituyen medios facilitadores de las actividades académicas.

Por ello, las actividades del personal administrativo y de apoyo son sencillas y eficientes, utilizan la tecnología adecuada para ahorrar tiempo e incrementar la productividad, se adaptan con rapidez a los cambios y tienen la flexibilidad necesaria para hacer excepciones cuando ello se justifica.

En el Centro de Ciencias Básicas, el personal de apoyo es altamente capacitado y productivo y trabaja con las herramientas y los recursos suficientes, se identifica fuertemente con la institución y tiene una relación cordial y positiva con los alumnos, el personal académico y las autoridades.

El salario que percibe es en función de su eficacia.

En lo relativo a las autoridades, las personas que ocupan puestos de dirección son designadas mediante procedimientos apropiados.

El centro cuenta con organigramas y normas que definen con claridad las líneas jerárquicas. Además de competencia técnica para el puesto que desempeñan y de autoridad legal, los directivos del centro tienen autoridad moral y actúan de acuerdo con el marco jurídico de la institución, conciben su función como un servicio a la comunidad universitaria.

Los directivos son conciliadores, respetan la autonomía de las áreas y las apoyan. Tienen las facultades necesarias para el desempeño de sus funciones y son controlados adecuadamente por los cuerpos colegiados para evitar que abusen de su cargo y hagan mal uso de su autoridad.

Reciben salarios proporcionales a la responsabilidad que tienen, fijados por instancias colegiadas.

En lo relativo a las instalaciones y recursos materiales y financieros, el Centro de Ciencias Básicas cuenta con la infraestructura suficiente para realizar sus actividades académicas.

Las áreas de trabajo son cómodas, funcionales y existen en cantidad suficiente para atender las necesidades.

Cada área cuenta con los laboratorios y las instalaciones especiales requeridas para el desarrollo de sus funciones y todas están adecuadamente equipadas.

El apoyo bibliográfico, hemerográfico y de información electrónica tiene alta prioridad para el desarrollo de las actividades académicas. Incluye un rico acervo de libros y revistas de tipo convencional, junto a recursos basados en las tecnologías más avanzadas.

El centro ha consolidado y perfeccionado sus sistemas de cómputo y redes de telecomunicación, de tal manera que el personal académico, de apoyo y los alumnos se ven beneficiados con ello.

El centro participa en esquemas de autofinanciamiento que aportan un porcentaje importante de su presupuesto. Cuenta con el apoyo de fundaciones nacionales y extranjeras para desarrollar proyectos científicos.